top of page
Buscar

ESTRATEGIA FISCAL, LO QUE TU CONTADOR NO TE DICE




La mayoría de personas desconoce el valor de la estrategia fiscal en conjunto con una correcta planificación fiscal. Los impuestos son uno de los mayores gastos a los que se enfrenta cualquier empresa, negocio pequeño o independiente, de igual manera infravaloramos lo que una adecuada planificación puede lograr.


No es culpa solo del contador al no querer encontrar maneras para que su cliente pague menos, si no también culpa del cliente al buscar el servicio más barato posible. Probablemente esta sea una de las mayores problemáticas cuando un negocio, persona o empresa quiere conseguir pagar menos impuestos, puesto que ven la asesoría contable como una gestión administrativa de obligaciones fiscales, y que en realidad no hay manera para disminuir la carga fiscal.


Esto está bastante lejos de la realidad. Después de haber asesorado a varios clientes nos hemos dado cuenta que hay inmensa cantidad de contadores que no saben o no quieren decirle a sus clientes la información necesaria que les hará pagar menos impuestos, tal vez debido a que está arraigado a que la planificación fiscal es extremadamente compleja, sin embargo, de ahí recae nuevamente el valor percibido del contador no solo como un gestor administrativo de obligaciones fiscales, si no también como un asesor fiscal, asesor financiero (igualmente olvidado) y asesor contable.





ENCUENTRA A UN CONTADOR QUE TE AYUDE A PAGAR MENOS IMPUESTOS



Encontrar a tu contador ideal es bastante complejo, debido a que muchos contadores están acostumbrados a ser vistos como un gestor administrativo y por tal razón rebajan sus precios para permanecer “competentes” principalmente porque la asesoría contable y fiscal se ha convertido en un commodity, es decir, un servicio en el que no importa el valor agregado, sino únicamente la oferta y demanda.


En gran parte la responsabilidad es compartida puesto que los contadores rebajan los precios de sus asesorías, por lo cual los contribuyentes tienen una percepción de un determinado precio promedio razonable para adquirir los servicios de un contador. Un indicador de una buena asesoría puede ser el precio, ya que un contador que cobra por el valor agregado de su trabajo no va “malbaratar” sus precios, así que ese puede ser un indicador para encontrar la correcta asesoría fiscal.


Sin duda lo peor que puedes hacer es pagar los servicios de un contador para que sirva como gestor administrativo de obligaciones fiscales, puesto que el posible ahorro que piensas que tendrás al pagar menos al contador, lo gastaras en impuestos.






MALAS PRÁCTICAS


  • Contratar un contador debido al precio

  • No investigar con diferentes contadores su opinión acerca de las estrategias fiscales

  • Contratar a un contador que te diga que pagarás menos impuestos pero no te explique cómo (posible evasión fiscal)

  • Quedarte con el primer contador con el que requeriste información

  • Que tu contador te diga que no hay nada que hacer para pagar menos impuestos

  • Que tu contador no te brinde asesoría recurrente y solo se limite a entregarte tus impuestos mes con mes

  • Que la planificación fiscal no contemple la supervisión de riesgos


Estas y muchas más malas prácticas son comunes y debes evitarlas a toda costa al momento de elegir a tu asesor contable, fiscal y financiero. Sigue estos consejos y muy probablemente encontrarás al contador que se adapte a tus necesidades.